Las opiniones de los viajeros tras su estancia en casa, suponen la manera más objetiva y transparente de presentarnos.

Además, trasladan puntos de vista muy diversos, desde reuniones familiares o de amigos a estancias con niños, etc…

Podéis ver algunas en el siguiente enlace.

http://www.escapadarural.com/casa-rural/huelva/el-castanar-de-aracena/opiniones#s=54930ab75c957

Aquí tenéis un resumen de algunas de ellas.

Mónica C. B. ;

Todo lo que me imaginé al ver las fotos no fue nada al ver la casa y el entorno en persona. No puedo decir nada negativo, sino todo lo contrario, temiendo quedarme corta al describir lo agradable que ha sido nuestra estancia allí. A pesar de que llovió durante los seis días y que, al ir con niños pequeños, no pudimos salir mucho de la casa, a ninguno nos importó

Disfrutar esta casa maravillosa fue un regalo. Fuimos tres matrimonios y cinco niños de distintas edades y la convivencia resultó fantástica, dada la amplitud de la casa y los diferentes ambientes. Los niños disponen de una enorme zona en la planta de arriba para jugar, ver televisión, dormir, etc. El salón permite estar relajados, invita a la lectura, juegos de mesa, charlas, etc. La cocina equipadísima y con zona muy práctica de comedor junto a un ventanal desde el que se divisa un precioso paisaje de la finca. Las habitaciones cómodas, amplias, decoradas con cariño. Decoración de toda la casa de buen gusto, bien conservada, con infinidad de detalles que te hacían sentir como en tu propia casa. El entorno precioso….un verdadero lujo. Los dueños nos recibieron y despidieron con cariño y amabilidad, unos verdaderos anfitriones a los que debo agradecer de nuevo la oportunidad que nos dieron de vivir por unos días en esta maravillosa casa. Además nos dieron todo tipo de indicaciones prácticas y acertadas sobre restaurantes, rutas, compras, etc. Gracias Alicia y Gerardo. Volveremos.

Manuel M. R. ;

Fabuloso fin de semana en una casa espectacular a la que no le falta un detalle, para no salir de ella a pesar de las tremendas posibilidades que ofrece su ubicación en plena sierra de Aracena . Amplia, confortable, acogedora, con todas las comodidades de las que puedes disponer en tu propio hogar. Todos hemos probado antes el alojamiento rural, me atrevo a decir que en la provincia de Huelva no existe nada parecido a esta casa, debo confesar que no podía creerlo hasta que lo vi con mis propios ojos. Si pensáis que exagero id a verla. Desde aquí agradecer a Gerardo (el propietario) su hospitalidad, generosidad y confianza.

Alejandro M.

El Castañar de Aracena es la casa perfecta para pasar un fin de semana, puente,… entre amigos. Excelentemente equipada y acogedora. Si llueve,como fue nuestro caso, no pasa nada, no te aburres: hay juegos, zona para leer, relajarse, dialogar, ver la tele… lo que quieras, y todo sin que se oiga el exterior ni se note la temperatura de fuera. Lo dicho, 100% recomendable. Repetiremos.

Alberto M. A.

Estuvimos en El Castañar este pasado fin de semana y la experiencia fue inmejorable. No tiene nada que ver con casi ningun otro alojamiento rural en el que hayamos estado. La sensación es la de estar en tu casa. Gerardo y Alicia tienen todos los detalles cuidados con esmero y la casa invita a relajarte, con múltiples rincones donde disfrutar de un rato de tertulia, o de lectura mientras disfrutas de un paisaje único. Para los niños ha sido también una experiencia inolvidable, con todo el espacio que podían imaginar para jugar, una zona de columpios, paseos por la finca, en fin, un lujo. Sin duda volveremos.

Marcos J.

Después de leer todas las opiniones escritas sobre esta maravillosa casa, poco más se puede decir. Todo es poco para comentar la estancia en la casa de Gerardo y Alicia, para nosotros fue un acierto rotundo haber elegido esta casa de piedra más típica del Pirineo Aragonés que del sur de España. Nosotros estuvimos el fin de semana de Fin de Año un total de 4 parejas y 5 niños y teníamos espacio de sobra. Los paseos recogiendo castañas, las tertulias en ese amplio salón, la barbacoa al aire libre, los juegos de los pequeños en la buhardilla, alguna que otra escapada a Aracena, la cena de Fin de año al calor y el confort de la chimenea y la visita inesperada de un zorro nocturno al porche mientras estabamos de tertulia son algunas de las maravillas que vivimos en la casa de Gerardo y Alicia. Sin duda un gran acierto.